19, 20 y 21 de Mayo 2020

Los astilleros asturianos aseguran el trabajo hasta 2021 y prevén un futuro «prometedor»

Gondán se reorienta hacia oceanográficos y pesqueros de factoría y Armón se diversifica con atuneros, buques 'offshore' y arrastreros

Han sabido capear el temporal y adaptarse a un nuevo mercado. Los astilleros asturianos tienen carga de trabajo asegurada, al menos, hasta 2021 y miran al futuro con cierto optimismo. La grave recesión económica y la crisis del 'tax lease' -el sistema de bonificaciones fiscales de entre el 20% y el 30% para las empresas navieras que compraran buques construidos en España que tumbó la justifica de la UE tras la denuncia de la Comisión Europea- se convirtieron en un quebradero de cabeza para el sector naval durante casi una década. Se estima que las pérdidas en el conjunto de España fue superior a los 2.000 millones de euros. Causaron estragos, de los que los astilleros siguen aún recuperándose.

No obstante, las perspectivas son buenas. La patronal del sector, Pequeños y Medianos Astilleros en Reconversión (Pymar) -cuyo presidente es Álvaro Platero, director general del astillero asturiano Gondan-, destaca que la construcción naval acumula ya dos años consecutivos de incremento interanual de pedidos y constata la mejora del sector.

«Estamos trabajando bien en estos últimos años. Nuestra flexibilidad y experiencia en diferentes mercados no permite ver el futuro próximo como prometedor», indicó Ricardo García, director comercial de Armón. De hecho, han incrementado la plantilla en Gijón y en los otros astilleros, aunque de forma «moderada», y García constata que poco a poco van estabilizándose.

Actualmente están construyendo hasta 17 buques, entre atuneros y arrastreros congelador, catamaranes y también un barco 'offshore', es decir, destinado al apoyo de plataformas en alta mar como las petrolíferas. En esta última tipología se engloba el encargo más reciente del astillero. Se trata de un buque con una planta de tratamiento a bordo capaz de extraer y producir hasta 20.000 barriles diarios de petróleo. Aunque Armón ya ha realizado más de quince barcos de producción, almacenamiento y descarga (FPSO por sus siglas inglés), este será el primero en realizar trabajos directamente sobre pozos petrolíferos ubicados en el Mar del Norte y en el Golfo de México para su posterior explotación. Tiene 106 metros de eslora, 25 de manga y 12 de puntal, cuenta con un helipuerto y en él se alojarán hasta 80 personas.

Gondán, por su parte, también ha diversificado sus construcciones, especialmente a raíz del desplome del precio del petróleo. «Estábamos muy presentes en el mercado 'offshore' que se vio afectado por una crisis de la que aún no se ha recuperado», señala Luis Mourelle, responsable comercial del astillero. Por eso, se reorientaron hacia sectores como los pesqueros de factoría, «muy complejos», o como los oceanográficos, «con mucho valor añadido». Con esta apuesta lograron que los niveles de actividad sean ahora «aceptables». Asimismo, el bajón del petróleo benefició a los ferris y buques de pasaje, un apartado en el que Gondán constata un «buen crecimiento» en los últimos años.

Entre los encargos más recientes está el de la construcción de un pesquero de casi 70 metros de eslora. Se trata de un moderno arrastrero congelador que será entregado al armador noruego Engenes Fiskeriselskap AS, que por primera vez contrató una construcción en España. El diseño corre a cargo de la empresa británica Rolls Royce Marine -que también se encargará de suministrar los equipos principales- y contará con una eslora de 69,9 metros y una manga de 16. La entrega al armador está fijada para el primer trimestre de 2021 y operará en el Atlántico Norte, concretamente, en aguas del mar de Barents y del archipiélago de las islas Svalbard.

Referentes tecnológicos
Los astilleros asturianos son un referente en la construcción naval, por su especialización en buques como los arrastreros o los del sector 'offshore', pero también por la «alta tecnología» que emplean en el proceso de fabricación. Es lo que destacó de ellos la Fundación Centro Tecnológico Soermar, el pasado mes de junio durante la presentación en Gijón del proyecto de I+D+i Visión 2030.

Tanto Armón como Gondán aplican las nuevas tecnologías en la mayoría de las fases de producción, con sistemas automatizados para optimizar el proceso y ajustarse a los plazos de entrega.

 

(Fuente: El Comercio)

Manténgase informado periódicamente recibiendo nuestro boletín en su correo electrónico.

Suscripcion

Boletín de Navalia

Estoy de acuerdo con el Términos y Condiciones
Podrá anular esta suscripción en cualquier momento.

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta


Copyright © Navalia - Exhibition organized by lgt muestralo 300x100