19, 20 y 21 de Mayo 2020
 
   


Argentina rediseña su segundo oceanográfico con Armón y lo eleva a "clase mundial"


La modificación aumenta en casi un millón de euros el contrato con el astillero de Vigo

"Llevamos con casi un año de tramitaciones que han finalizado este mes; hemos cerrado el nuevo diseño hace unos días y ahora tendremos un barco oceanográfico de clase mundial". Así resume el Instituto Nacional de Desarrollo Pesquero (Inidep) de Argentina el proceso por el que rediseñaron el segundo buque oceanográfico que adjudicó a Armón Vigo en 2017. Ramón Basanta, director de administración del instituto, y el ingeniero argentino Luis Javier Picco estuvieron esta semana en las instalaciones del astillero vigués para cerrar definitivamente los planos del barco de 36 metros de eslora. Las modificaciones, centradas sobre todo en la motorización, han supuesto que el buque esté un escalón por encima de lo previsto en cuanto a calidad, lo que también ha provocado que aumente el gasto en casi un millón de dólares. El contrato firmado con Armón asciden ahora a 6,2 millones de euros (al cambio actual).

Tras el Víctor Angelescu, de 52,9 metros de eslora, esta nueva unidad será la segunda que el país sudamericano encarga a la atarazana olívica. Pensado como un barco de investigación de carácter costero, la idea inicial que manejaban desde Argentina es que se tratase de un barco más sencillo y en el pliego se contemplaba que tuviera más de 25 metros. Sin embargo, la oferta presentada por Armón (de 36 metros) fue superior a la de sus competidores (de 26 y 28 metros) y se adjudicó el contrato por 6,1 millones de dólares.

La disponibilidad de más metros de los previstos llevó a que el Inidep se plantease "reiniciar la obra" y antes de comenzar el corte de acero decidió "revisar el proyecto". "Ahora tenemos claro que valió la pena", explica Picco. Según el ingeniero, el buque ha cambiado en tres cosas: por un lado, se modificó la estructura y el proyecto básico (ganó habilitación) y, por otro, se cambió completamente la motorización. "Ahora pasa de un barco de propulsión convencional a ser un buque silencioso de propulsión diésel-eléctrica, de clase mundial", comenta Picco.

Armón ya colocó la quilla del barco el pasado mes de junio y el cronograma, cerrado también estos días, apunta a que la botadura tendrá lugar el próximo junio. "La entrega está prevista para marzo de 2020", indica Basanta. El barco tendrá también 8,5 metros de manga y una capacidad para 18 personas (en principio iba a llevar 15).

Confianza

Ramón Basanta explica que Argentina "confía plenamente" en Armón. En declaraciones a FARO, señala que desde el Inidep están "muy contentos con el Víctor Angelescu" y apunta a que el barco "cerrará el año con un récord de días de navegación oceanográfica en Argentina".

El director de administración del instituto confirma que con esta unidad cierran el proceso de renovación de su flota de investigación. "Hay que sacarle un buen rédito a lo que ahora tenemos", apunta. Lo próximo será buscarle un nombre a este barco. "Para el mes de febrero lo tendremos. Se hará una compulsa interna con todo el personal, como con el Víctor Angelescu. El astillero necesita tenerlo para entonces", comenta.

(Fuente: Faro de Vigo)

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta