19, 20 y 21 de Mayo 2020
 
   


Pescapuerta proyecta un barco de 75 metros y blinda su carácter familiar: "Tenemos arraigo"


Afianza el liderazgo en el canal horeca y eleva un 62% las ventas de Elmar desde 2014. Duplicará espacios en su centro logístico cántabro

Cuando José Puerta Oviedo se hizo armador el hombre había soñado tan poco con pisar la luna que ni se había fundado la Nasa. Lo hizo en el año en que Marruecos se separó de España y Francia y cuando se creó Televisión Española; cuando China socializó las empresas privadas y se invadió Hungría. 1956, la fecha que alumbró una compañía que sigue en manos de la misma familia 62 años después: Pescapuerta. "Queremos apostar por seguir aquí, tenemos arraigo en Vigo, en la ciudad". Es la tercera compañía pesquera de España por volumen de toneladas comercializadas (67.000 en 2017) y la cuarta en facturación, con casi 215 millones de euros. Este año alcanzará los 230 millones, y estudia la construcción de un arrastrero de 75 metros de eslora. "Nuestra intención, y trabajamos duro para eso, es consolidar el grupo haciendo las inversiones necesarias", resume su presidente, José Puerta. El de Pescapuerta sería el cuarto buque de gran capacidad encargado por la industria de Vigo desde el Playa Pesmar Dos y el Río Caxil, ambos de 2005, y tras los proyectos de renovación iniciados con el Monteferro (68 metros, de Kalamar Ltd.), el Argos Cíes (Pereira, de 74 metros) y el Isla de Terranova (50 metros, de Pesca Baqueiro).

La estrategia es común en el sector transformador y pasa por crecer en origen para garantizarse el acceso a materia prima y alimentar una demanda al alza. "Necesitamos ganar capacidad extractiva para crecer también a nivel de comercialización". De ahí la incorporación a la compañía de un fresquero para el Atlántico suroccidental y que ésta sondee el mercado en busca de oportunidades en Marruecos, Senegal o Mauritania. Solo la construcción de un arrastrero de las dimensiones que ha diseñado ya Pescapuerta, para el que todavía no ha definido un caladero específico, supone una inversión superior a los veinte millones de euros. Este buque no reemplazará a ninguno de los que componen a día de hoy la flota de la empresa.

Las de Namibia, Sudáfrica, Argentina, Malvinas o NAFO son las pesquerías por las que ha apostado la industria en los últimos tres años, en gran medida a través de operaciones de crecimiento inorgánico lideradas por Grupo Iberconsa (Atunera Argentina, Pesquera Santa Cruz) o Profand (Sofinas, Consermar). No ha sido el caso de Pescapuerta. "Nosotros vamos en camino de esos 230 millones de volumen de negocio sin haber comprado facturación, con nuestro propio modelo", reivindica Puerta Prado que, al igual que Ángel Martínez (Fandicosta), ha recibido "decenas" de ofertas de compra por parte de fondos de inversión. "Nos han tentado muchas veces pero no estamos en venta, no vamos a vender. Somos una empresa familiar y lo vamos a seguir siendo".

A día de hoy, recuerda, la pesquera es líder en España en canal horeca (hostelería, restauración y cátering) a través de la distribuidora Elmar. "Es una marca que lleva 30 años en el mercado y está consolidada". El año próximo se cumplirán diez años desde la compra de esta enseña. El pescado es el buque insignia del grupo (67% de las ventas), con fuerte presencia del marisco (25%) y los elaborados y precocinados. "Los volúmenes, el tipo de producto y los precios de mercado" son los factores que inciden en el negocio, y Pescapuerta aspira a repetir con ellos el éxito del pasado ejercicio, en el que experimentaron del 13% en facturación.

Crecimiento

En el segmento de distribución la sociedad cuenta con 69 rutas, con delegaciones en Vigo, A Coruña, Lugo, Santiago y Ourense. Pero la implantación es "fuerte" también en otras comunidades gracias a las sedes de Asturias, Santander y Valladolid. Los de La Rioja, Vitoria y Bilbao son los que han experimentado un mayor crecimiento, como detalla el director de Gestión de Control Compras del grupo, Jorge Vello. En total suma 18 delegaciones y dos mercas (Sevilla y Granada). "El desarrollo de Elmar ha sido muy fuerte, y hemos pasado de ventas de 48 millones en 2014 a los 78 con los que prevemos cerrar este año", incide Vello. Representa un avance en cuatro años superior al 62%. Es un "crecimiento sostenido" que ha aplicado también a la distribución organizada de cátering, con un modelo que pasa por ofrecer "una solución global en toda España". Elmar cuenta con 160 trabajadores (todo el grupo da empleo directo a más de un millar).

A nivel de inversiones Elmar duplicará el espacio de la cámara de la central logística de Santander -incoporada al grupo hace solo un año-, que dispone de un sistema de estanterías de paletización convencional y picking dinámico para almacenar hasta 310 palets y más de 300 referencias. Ya ha amarrado los terrenos para ejecutar esta ampliación. Cuenta con dos plataformas logísticas más: en Valladolid y Mos. Solo en la gallega envasa entre 500 y 600 toneladas de picking mensuales. "Eso son muchas cajas", resume Vello.

(Fuente: Faro de Vigo)

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta