22 al 24 de Mayo 2018
 
   


El naval gallego firma su mejor arranque de año desde 2008 con 32 buques en cartera


La carga de trabajo es ya dos veces superior a la de la crisis del "tax lease". Al menos cuatro barcos más, pendientes de entrar en vigor. Armón y Nodosa, los más "activos"

La industria privada gallega de construcción naval ha sido la única de España en firmar nuevos pedidos en el primer trimestre del año, como constata el boletín oficial del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Cuatro de ellos fueron adjudicados a Armón Vigo (tres arrastreros para Argentina y un palangrero para A Coruña); el quinto, para Construcciones Navales Paulino Freire (Freire Shipyard). Este último, una patrullera de 42 metros para Kuwait -la primera que fabrica desde 2004-, será entregado a finales del año próximo. Pero a este balance hay que sumar los siete pesqueros asignados a Armón por Nueva Pescanova y los dos arrastreros que construirá Nodosa para Osprey, ya que en ambos casos la fecha de entrada en vigor fue posterior al 31 de marzo. En conjunto, y con 32 buques en cartera, el naval gallego ha logrado así el mejor arranque de año de la última década, tanto en número de pedidos como en volumen de actividad.

Y lo ha conseguido con menos players activos en el sector; MCíes y Factoría Naval de Marín han desaparecido, y Factorías Vulcano no sella un encargo nuevo desde 2007, aunque -sostienen desde la dirección- pujan por un pesquero para Rusia o para el arrastrero de 68 metros diseñado por la oficina técnica F. Carceller para Iberconsa. Al margen de las construcciones ya aseguradas, hay al menos cuatro buques más preasignados en la Ría de Vigo. Tres se quedarán en las gradas de Hijos de J. Barreras, con un ferri para Naviera Armas -entrará en vigor este miércoles- y otros dos para Havila Shipping. Serán los primeros que se construyan en Vigo con gas natural licuado (GNL) como sistema de propulsión. La atarazana que preside José García Costas aspira a amarrar a corto plazo una segunda unidad para The Ritz-Carlton; el primero se botará el próximo octubre. Solo este barco representa un volumen de 43.217 CGT, equivalente al 70% de toda la actividad con la que cuentan los astilleros asturianos.

Aún contando solo con la cartera de pedidos hasta marzo (sin tener en cuenta los de Nueva Pescanova u Osprey), el naval de Galicia concluyó el primer trimestre con 147.116 CGT en actividad ponderada, un indicador que computa el número de botaduras, puestas de quilla y entregas de buques, y que son los hitos que reflejan el volumen de actividad de esta industria. El naval de Vigo y Marín (el Ministerio asigna los encargos de Armón Burela a la matriz, de Asturias) representa en este periodo el 37% del total nacional, por encima de País Vasco (25%) y Asturias (15%). Los tres petroleros contratados por Navantia con Ondimar Transportes Marítimos LDA (sociedad naviera del Grupo Ibaizábal) han hecho que el naval andaluz reaparezca en el mapa sectorial tras años de ostracismo y con un volumen CGT del 23%.

(Fuente: Faro de Vigo)

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta