19, 20 y 21 de Mayo 2020
 
   


Vigo monta y embarca hacia Angola la primera central eléctrica flotante construida en España


La primera central eléctrica flotante que se construye en España tiene sello vigués. Freire envía hoy a Luanda (capital de Angola) una de las infraestructuras más ambiciosas e innovadoras realizadas por el astillero. Se trata de una barcaza de acero de 1.206 metros cuadrados de superficie y 4 metros de altura en la que se levanta una planta de suministro eléctrico con una potencia suficiente para abastecer a una población de 70.000 habitantes. El proyecto fue adjudicado por el Ministerio de Energía y Aguas de la República de Angola a la UTE formada por la empresa zaragozana Soluciones de Gestión y Apoyo a Empresas; y la madrileña Comercial Cueto 92. La firma, que cuenta con la colaboración de la prestigiosa compañía de ingeniería vasca Idom, encargó la turbina de 42 MW a la multinacional General Electric. A Freire le asignó la construcción de la plataforma flotante y el montaje de la estación. Tras más de 17 meses de trabajo, hoy partirá hacia el puerto de Luanda, donde llegará dentro de dos semanas tras recorrer los 6.500 kilómetros que separan Vigo de la capital angoleña.
La plataforma sobre la que se sustenta la central eléctrica está fabricada íntegramente en acero. Esta característica la hace "única en el mundo", según los responsables de la obra. "Las pocas de las que tenemos constancia se hicieron sobre una base de hormigón que luego se instalaba sobre la 'pontona' flotante de acero. Éste era el proyecto inicial que encargamos. Freire nos propuso hacerlo todo en acero. La idea nos sorprendió y lo aceptamos porque evitaba el problema de resquebrajamiento y reducía considerablemente el peso de la estructura", explica el director técnico de la UTE Cueto-Soluciones, Enrique Ibáñez.
Los responsables del astillero vigués trabajaron codo con codo con los técnicos de General Electric para la instalación de la central eléctrica sobre la plataforma. "No solo es la primera central flotante que montamos, sino también la primera 'pontona'. Somos expertos en acero y por eso creímos que ésta era mejor solución que el hormigón. La decisión ha sido un éxito", destaca Guillermo Freire, responsable del astillero.
La estructura se divide en cubierta y bodega. En el interior se ubican varios tanques de gasóleo de 2.500 m3 y la sala de bombas. Angola es uno de los mayores productores del mundo de este combustible, por ello su Gobierno optó por utilizarlo para alimentar la turbina que, junto a la estación de mando, un transformador y una planta de tratamiento de agua, se ubica en la parte superior.
La central eléctrica se conectará desde el mar con una subestación de Luanda y también con un gasoducto a través del que se le suministrará el combustible. "La intención es que su ubicación sea permanente, pero al ser flotante podría trasladarse a cualquier parte si fuera necesario", destaca Óscar Bella, director de Proyectos de Idom.
Si la construcción de la central eléctrica flotante marca un hito en Vigo, la maniobra para cargarla no será menos. Las 1.700 toneladas que pesa se subirán hoy a bordo del carguero semi-sumergible Eagle perteneciente a la prestigiosa compañía noruega de transportes pesados Offshore Heavy Transport en una operación inédita en la ría.
La firma, que porta en sus buques las grandes plataformas petrolíferas, fue contratada incluso por el Gobierno de los Estados Unidos para transportar un buque militar destrozado por un ataque terrorista durante la Guerra del Golfo.
El barco, que puede sumergirse hasta 20 metros, inició esta madrugada el proceso para descender cinco. A primera hora de hoy estará ya parcialmente bajo el agua quedando solo a la vista el puente de mando y la proa. "Aunque por las dimensiones de la 'pontona' ésta es una maniobra sencilla, es espectacular y quizás la primera vez que se vea en Vigo", asegura el director de la consignataria Combalia Agencia Marítima, Daniel Taboada.
Dos remolcadores arrastrarán la central eléctrica desde Bouzas a las ocho de la mañana y la situarán en la lámina de agua que quedará sobre la cubierta del Eagle. Una vez estabilizada, el buque emergerá y enganchará la plataforma, que tendrá que ser luego anclada. El barco partirá mañana hacia Luanda a las nueve de la mañana. (Fuente: FARO DE VIGO)

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta