19, 20 y 21 de Mayo 2020
 
   


Navantia logró en el 2009 ser líder mundial en la reparación de gaseros


Los astilleros gallegos de Navantia cerraron el pasado año convertidos en líderes mundiales en la reparación de barcos gaseros. Durante el 2009, las navieras con flotas de buques metaneros decidieron realizar tareas de mantenimiento y actualización en 89 navíos, 23 de los cuales recalaron en las gradas y muelles de las antiguas Astano y Bazán. O lo que es lo mismo, uno de cada cuatro navíos de transporte de GNL (gas natural licuado) que fueron reparados el pasado ejercicio lo hizo en la ría de Ferrol. El liderazgo internacional en este mercado supone para la división ferrolana el reconocimiento a la especialización técnica que ha ido trabajando en los últimos años. Se produce, además, en un contexto internacional de crisis y de caída en los tráficos marítimos. No obstante, lejos de haber percibido un descenso en la actividad, la unidad de negocio ha registrado un incremento récord en cuanto al número de metaneros contratados, pasando de 12 en el 2008 a los 23 del pasado ejercicio.
El salto cualitativo logrado por la división de reparaciones ha sido tal que hace solo poco más de un año Navantia ocupaba el cuarto lugar en el ránking mundial. Hoy en día se sitúa en el primero, por delante de la que durante años ha ostentado el liderazgo del mercado, la empresa Sembawang Shipyard, de Singapur, con 20 navíos reparados, y del astillero de Dubái Drydocks World, y del francés de Sobrena, con 13 cada uno, según refleja una publicación sectorial. En estos momentos, a nivel internacional, únicamente una decena de factorías cuentan con las licencias y las especificaciones técnicas oportunas para trabajar en la reparación de gaseros, de las cuales solo tres son europeas, ya que a las factorías de Navantia hay que sumarle la portuguesa de Lisnave.
Las plantas de la ría han apuntalado su crecimiento en el exigente mercado gasístico en una estrategia que, a medio plazo, ha evidenciado buenos resultados. En primer lugar, se ha dotado de unas instalaciones especializadas, con maquinaria y recambios específicos para los buques que transportan este combustible y, además, ha ido cerrando acuerdos de reparación de las flotas de destacadas navieras, como BP Shipping, Shell y Teekay, entre otros, lo que le ha servido para incrementar la carga de trabajo y le ha reportado estabilidad. Todo ello sin descuidar la apertura de nuevos mercados, como el trabajo de captación de contratos entre navieras japonesas.
La entrada en vigor de una normativa ambiental que ha obligado a realizar obras en los sistemas de propulsión de los metaneros también contribuyó a elevar la actividad en este sector. (FUENTE: La Voz de Galicia)

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta