19, 20 y 21 de Mayo 2020
 
   


El Parlamento gallero acepta a trámite una iniciativa popular para que Fene recupere el astillero civil


Los tres grupos políticos del Parlamento gallego acordaron, el pasado 28 de diciembre, aceptar a trámite una iniciativa legislativa popular, promovida con el aval de 18.600 firmas, para impulsar el sector naval en Galicia y devolverle al astillero de Navantia-Fene la capacidad de construir buques civiles de gran porte, capacidad que la antigua Astano perdió en la reconversión de los años ochenta tras el ingreso de España en la UE. La plataforma ciudadana (Rumbo 21) que promovió la iniciativa remitió a la Cámara un texto normativo, defendido en el hemiciclo de O Hórreo por Jesús Varela Rivas, quien apeló a la importancia que el sector naval tiene en comarcas como la de Ferrolterra e instó a la Junta a negociar con el Estado el traspaso de los activos ociosos de la planta de Fene. El portavoz de la plataforma también denunció la "incoherencia" que representa el hecho de que la comarca ferrolana sufra un "problema endémico" de desempleo, cuando tiene recursos e instalaciones sin aprovechar por lo que pidió a los partidos políticos que "remen todos en la misma dirección" y eviten las pugnas partidarias en este debate, pues considera que la antigua factoría de Astano, en su día puntera en Galicia, podría estar ante su última oportunidad para recuperar la construcción de buques civiles.

Un veto "injusto"
El debate parlamentario de toma en consideración de la iniciativa legislativa popular fue seguido desde la tribuna del público por algunos de los promotores de la propuesta, entre ellos el ex diputado autonómico Blanco Parga. La primera voz de adhesión a los proponentes le llegó, precisamente, de las filas del BNG, de la mano del parlamentario lucense Fernando Blanco, quien siendo consejero de Industria abanderó el último intento serio de presionar a la Administración del Estado para recuperar las instalaciones infrautilizadas del astillero de Fene para la construcción de buques civiles. Blanco consideró "injusto" el veto que se le impuso a Fene, que llegó a calificar de "castigo a los ferrolanos y a toda Galicia".

La ferrolana Beatriz Sestayo fue la encargada de representar al PSdeG-PSOE en este debate, que aprovechó para recordar la oportunidad que brinda la presidencia española de la UE para intentar levantar las restricciones que pesan sobre el astillero de Fene, compromiso que llegó a asumir hace unos meses el propio presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero.

Finalmente, la popular ferrolana Natalia Barros apostó por trabajar conjuntamente en favor del naval gallego, un sector -dijo- que puede funcionar como elemento "dinamizador" de la economía gallega. La iniciativa será discutida en la Cámara durante el próximo trimestre y, si se aprueba finalmente, tendrá rango de ley. [La Voz de Galicia, 29-12-2009].

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta