19, 20 y 21 de Mayo 2020
 
   


EL ASTILLERO PÚBLICO NAVANTIA LOGRA POR FIN BENEFICIOS CON PEDIDOS HASTA 2011


El astillero público Navantia ve puerto después de una larga travesía con grave riesgo de naufragio Nacido en marzo de 2005, tras un acuerdo entre Gobierno, SEPI y sindicatos y gestado tras un año de tensas negociaciones políticas y sindicales, Navantia cerró el pasado año con medio millón de euros de beneficios tras largos años de pérdidas. Solamente en 2005 perdió 128 millones de euros y 35 millones en 2006. Las previsiones para este año apuntan a unos beneficios notables, sin más precisiones, según la empresa.

Navantia, que preside Juan Pedro Gómez Jaén, aglutina los seis astilleros segregados de Izar (Ferrol, Fene, Cartagena, Cádiz, Puerto Real y San Fernando) y se dedica a la construcción militar aunque puede facturar hasta el 20% en trabajos civiles, según autorizó la Comisión Europea. Los cuatro centros de Izar (Gijón, Sestao, Manises y Sevilla) se vendieron o liquidaron.

Fuentes de Navantia destacan que la cartera de pedidos firmada asciende a 6.100 millones de euros, que supone asegurar trabajo para sus 5.564 empleados y para sus empresas auxiliares hasta 2011. Si se firman otros ya negociados se garantizará el empleo hasta 2016.

Segregar la parte militar de Izar fue un acierto, dicen en Navantia, porque en la construcción de astilleros militares la empresa cuenta con una tecnología puntera que mantiene y mejora al invertir cada año cerca del 6% de las ventas en investigación y desarrollo. Mientras Izar sufría la fuerte competencia coreana en astilleros civiles (a veces con prácticas desleales), en militares Navantia compite por los mejores contratos del mundo con empresas de Alemania, Francia y Estados Unidos.

A lograr la actual cartera de pedidos han contribuido los pedidos de la Armada española e importantes encargos de países como Australia que el pasado julio encargó tres destructores (fragatas) y las plataformas de dos buques anfibios de protección estratégica, por 1.200 millones. Están en fase de preselección un contrato de seis submarinos S-80 para Turquía y seis patrulleros de altura para Qatar, además de dos anfibios para Suráfrica y tres LPD para Malaisia. (Fuente: El País).

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta