19, 20 y 21 de Mayo 2020
 
   


Navantia entrega a la Armada la última de las 12 lanchas de desembarco con base en Puntales


La constructora naval transferirá hoy al astillero vigués Vulcano el segundo casco de buque quimiquero de los tres que se encargaron La constructora naval Navantia entregó ayer a la Armada la última de las doce lanchas de desembarco encargadas por la Marina española. Estas embarcaciones tienen su base en Puntales y se utilizarán en operaciones de traslado desde un buque hasta la costa de vehículos e infantes de marina. Fuentes de la compañía apuntaron que se trata de unas lanchas muy avanzadas tecnológicamente y que son capaces de llevar el doble de carga al doble de velocidad que el resto de navíos de este tipo que existen en el mundo. Representantes de las marinas sueca y australiana han estado observando las capacidades de estas embarcaciones y han mostrado interés en la posibilidad de realizar encargos a los astilleros de la Bahía. Navantia informó de que se están incluyendo como complemento a otros buques de transporte de tropas que se están ofertando a otros países y aseguró que este producto tiene futuro desde el punto de vista comercial.

En el acto de entrega de esta última lancha estuvieron presentes las once traspasadas previamente, que navegaron en hilera para celebrar su recepción. Fuentes de la Armada expresaron su satisfacción por la culminación «en plazo y presupuesto» de este programa de lanchas de desembarco, cuya primera unidad se entregó en mayo de 2006. Tienen capacidad para trasladar 170 infantes de marina y de desplazar 111 toneladas a plena carga. Cuatro de estas embarcaciones se utilizaron para desembarcar tropas españolas en el Líbano recientemente.

Vulcano

La constructora naval pasa por un momento dulce en cuanto a carga de trabajo, que está asegurada hasta el año 2011. Los astilleros de la Bahía construyen en la actualidad ocho embarcaciones para la marina venezolana, cuatro buques y cuatro patrulleras; un buque de acción marítima (BAM) y otro de aprovisionamiento en combate (BAC) para la Armada española; cuatro barcos ro-ro para Trasmediterránea; y los cascos de dos navíos quimiqueros para el astillero vigués Vulcano. De éstos últimos se recibió el encargo de construir tres, de los que el primero se entregó en julio. Hoy tendrá lugar la transmisión del segundo, que será remolcado hasta Vigo, donde se construye el resto del buque.

La empresa participa también en el proceso de contratación de seis submarinos para la Armada turca. Este contrato aún no se ha conseguido y no se conocerá el nombre del astillero que lo construirá hasta dentro de unos 18 meses. A este respecto la Fábrica de Artillería de Bazán (Faba) colabora en la realización de cuatro submarinos para la Marina española. El cuerpo de este navío se manufactura en las instalaciones de la empresa en Cartagena y El Ferrol. El astillero isleño es el encargado de crear el sistema integrado de comunicaciones de estos buque y desarrolla el Núcleo Integrado del Sistema de Combate. Este núcleo de trabajo de cada submarino en construcción es el conjunto de equipos y programas que incluyen los sonares, el mando y control y la dirección de lanzamiento de torpedos. (Fuente: www.lavozdigital.es)

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta