19, 20 y 21 de Mayo 2020
 
   


Freire hará seis remolcadores para la naviera danesa Maersk


El astillero vigués ya ha contratado otros cuatro para una firma gala.
La cartera de pedidos podría incrementarse con los contratos que negocia para construir dos oceanográficos. El astillero vigués Construcciones Navales P. Freire (CNPF) construirá seis remolcadores para la firma Maersk Supply Service, filial de la mayor naviera del mundo, la danesa Maersk-Moller, con un coste aproximado de 50 millones de euros, según confirmaron a La Voz fuentes solventes. El contrato permitirá a la factoría gallega mantenerse a plena producción al menos durante dos años más, si bien ya dispone de otros importantes encargos en curso que garantizarían extender este período hasta el año 2011, al igual que la mayoría de los astilleros de la ría viguesa, que viven el ciclo industrial más álgido de los últimos 30 años.

Freire cuenta con un pedido múltiple de otros cuatro buques de servicio para la armadora francesa Louis Thomas&Cie, también de unos 30 metros de eslora, aunque con diferentes potencias. El contrato con la naviera gala representa unos ingresos aproximados de otros 35 millones de euros. Con todo, este no es el mayor cliente del astillero vigués, puesto que ya en este momento está despachando una serie de ocho portacontenedores de 90 metros de eslora para la angloholandesa Carisbrooke Shipping, que le reportará en los próximos años en torno a 80 millones de euros.

En tanto que estos encargos ya están cerrados, según la misma versión, en la actualidad Construcciones Navales P. Freire espera culminar en las próximas semanas otros dos concursos para construir dos buques oceanográficos de última generación, similares al Sarmiento de Gambo a, que hoy prevé entregar oficialmente en Vigo al Ministerio de Educación y Ciencia, en presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Está previsto que el buque sea la base para las nuevas operaciones sobre el Prestige.

El Gamboa es una sofisticada plataforma científica con una eslora de 70 metros capaz de operar un artefacto submarino no tripulado hasta los 6.000 metros de profundidad. Este buque ha costado finalmente unos 26 millones de euros, si bien su presupuesto inicial era de 22 millones. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que será el organismo que explote la nave a través de su unidad atlántica, situada en Vigo, ha encarecido el coste final con las mejores incorporadas sobre la marcha. De hecho, lleva numerosos equipamientos e ingenios de tecnología naval de Noruega, Alemania y Estados Unidos, entre otros países, que son las primeras potencias mundiales en este sector.

Minisubmarino

Este posible contrato permite vislumbrar a medio plazo una cierta especialización de CNPF en el segmento de las naves científicas, ya que en este momento cuenta con un pedido para diseñar un buque de 70 metros, también similar al Sarmiento de Gamboa , que irá equipado con un minisumergible para realizar exploraciones a altas profundidades.

La compañía propietaria es una naviera con sede social en Luxemburgo. (Fuente: La Voz de Galicia)

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta