19, 20 y 21 de Mayo 2020
 
   


Los astilleros privados gallegos prevén volver a los 38 buques este año


Superado el claroscuro de 2016 para el conjunto de la construcción naval privada de Galicia, que ha contado con el número más bajo de actividad y con el empleo también en mínimos históricos, los astilleros encaran 2017 con la perspectiva de recuperar los niveles de carga de trabajo de 2007 y contar con 38 buques en sus gradas.

Son las previsiones, expresadas con toda cautela, de la Asociación Cluster del Naval Gallego, desde donde indican que los cálculos iniciales para el nuevo ejercicio pueden variar como consecuencia de que se hayan alargado los periodos de maduración de los contratos.

Esta situación se constata de forma expresa en los casos de dos de los mayores astilleros de la ría de Vigo: Hijos de J. Barreras y Vulcano, que desde hace meses esperan que se materialice la firma definitiva para construir un crucero de lujo, valorado en 240 millones de euros, además de otros buques menores, y para reformar un ferry, respectivamente. Los responsables de ambos confían en que recuperarán actividad a medio plazo con el inminente cierre de las dos operaciones. La situación de estos dos astilleros contrasta con la del resto de la ría de Vigo, ya que empresas como Nodosa cuentan con un nivel de actividad “excelente” como consecuencia de la construcción de pesqueros, dragas y remolcadores. A este se suman Cardama y Armón, que durante toda la crisis han mantenido una importante actividad. En este escenario, otro de los astilleros históricos, Construcciones Navales Freire, ha superado las dificultades tras el expediente de regulación de empleo.

(Fuente: El correo Gallego)

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta