19, 20 y 21 de Mayo 2020
 
   


Barreras ultima su entrega a Pemex y prevé construir un crucero de lujo


El “Reforma Pemex”, buque petrolero para la compañía mexicana, navega desde hace días por las aguas gallegas. Está en fase de pruebas, que por ahora supera con éxito.

Este es el último paso previo a entregarlo a sus dueños, Grupo PMI, que pertenece a la compañía estatal mexicana Pemex. El presidente del astillero Barreras, José García Costas, informó ayer de que el buque se entregará según lo previsto en julio. Fuentes del sector apuntan a que en agosto estará en pleno funcionamiento en México.

La gran pregunta es qué hará el astillero instalado en Beiramar tras entregar este buque. El presidente de Barreras indicó ayer que en los próximos días se hará un anuncio “muy especial e importante”. Fuentes del sector indican a este medio que con la entrega del barco de Pemex llegaría el anuncio de la construcción de un minicrucero de lujo. Tendrá cerca de 100 metros de eslora, pues están aún por definir los planos.

Este tipo de barcos es un nuevo nicho de mercado con más opciones para lograr contratos que el “offshore”, paralizado por la crisis del petróleo. Responde a un mercado para multimillonarios, que en algunos casos compran o alquilan habitaciones en estos buques y lo demandan cuando necesitan desplazarse de un puerto a otro.

La llegada de este a la grada de Barreras supondrá un cambio en la mentalidad de sus operarios por la delicadeza de los acabados.

García Costas apuntó la posibilidad de seguir colaborando con Pemex porque “necesita reemplazar” más barcos.

Un buque petrolero con la máxima tecnología

El Reforma Pemex quedará atracado esta misma tarde en Barreras antes de su entrega tras superar las diferentes fases de pruebas. La tecnología con la que está dotado el flotel requiere de “muchos ajustes”, indica José García Costas y algunas cuestiones, como el sistema de control y prevención de incendios, o los retoques de pintura pendientes, han retrasado la entrega, que se hará finalmente en el mes de Julio para que el barco entre en funcionamiento en agosto.

Entre otros avances, incorpora un sistema de cámara de máquinas desatendida, que permite a los operarios retirarse de la misma y que el buque continúe navegando solo sin ningún problema. Dado el nivel de complejidad de estas incorporaciones, se retrasó la entrega del buque para garantizar que todo funciona correctamente. Y según apuntan fuentes del sector, todo está en orden.

(Fuente: ATLÁNTICO DIARIO)

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta