19, 20 y 21 de Mayo 2020
 
   


China Sonangol: «Con la compra de Rodman habrá trabajo para todos»


Instalaciones de Metalships

El volumen de barcos previsto requerirá subcontratar a otros astilleros
Es la mayor operación de compra en la historia del naval gallego. Antes de que finalice el mes de marzo, el Grupo Rodman, con sede en Vigo, quedará bajo el control de la petrolera China Sonangol, que tomará una participación mayoritaria (el porcentaje será inferior al 90 %) en los tres astilleros de la compañía que preside Manuel Rodríguez: Rodman Polyships, Metalships & Docks y Rodman Lusitania, la filial portuguesa, con sede en Valença.

 La suma que desembolsará la multinacional que preside Sam Pa ronda los 100 millones de euros, aunque la mayor inversión llegará en forma de carga de trabajo. Así lo explica la petrolera a través de una fuente autorizada y mediadora en las negociaciones. «Se traerá un gran volumen de barcos para todas las empresas del grupo, barcos de fibra y barcos de acero», asegura.
Las necesidades de flota de China Sonangol consisten en remolcadores, ferris y gabarras con generadores eléctricos para sus propias actividades en Angola y también para alquilar a países de África.


Compromiso con la Xunta
La petrolera habla de un gran volumen de actividad que desbordará la capacidad de las instalaciones adquiridas. «Se traerán muchos barcos y eso va a favorecer mucho a Galicia. Con la compra de Rodman habrá trabajo para todos, porque se subcontratará actividad con otros astilleros», afirma el representante de Sonangol, quien asegura que la inyección de carga de trabajo a otras empresas es un compromiso adquirido con la Xunta en el marco de las conversaciones mantenidas para requerir el visto bueno del Gobierno autónomo a la operación.
Sam Pa, que ya está de vuelta en China, regresará a Galicia para plasmar su firma en el contrato de compra en una semana o 10 días. Ese es el plazo que ayer reconoció el Grupo Rodman que hay sobre la mesa para el cierre de las negociaciones.
La compañía de Manuel Rodríguez, que ya admite que la transacción «está muy bien encaminada» se resiste a hablar de venta y explica el acuerdo como «una toma de parte del capital de Metalships, Polyships y Rodman Lusitania, sin que esté decidido todavía el porcentaje».


Una operación limpia
El grupo gallego quiso dejar claro ayer que está completamente garantizada la continuidad de toda la plantilla, de todo el equipo directivo y del propio presidente, Manuel Rodríguez, que seguirá siéndolo «porque no es una venta, sino una toma de parte de capital», insistió una fuente de la compañía. Rodman explica la entrada de China Sonangol como el resultado de unas negociaciones que «una vez culminadas, darán paso al objetivo de aumentar de inmediato la carga de trabajo y la plantilla para dar mayor dimensión al astillero».
La empresa de Manuel Rodríguez salió también al paso de las informaciones, publicadas recientemente, que ponían en cuestión la salud financiera de la compañía. «La situación del Grupo Rodman es de absoluta solvencia. No hay deudas bancarias ni asuntos fiscales pendientes. Esta es una operación limpia que solo genera valor», manifestó el portavoz de la empresa.
La Xunta bendice la inversión de la petrolera, y el naval aguarda la firma con expectación
Era un rumor que llevaba varios meses extendido por todo el sector naval de la ría de Vigo. Por eso la confirmación, por parte de China Sonangol, de que la compra del grupo Rodman es un hecho no causó sorpresa alguna en conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, cuando se le preguntó ayer por la operación. En su habitual tono de prudencia, reconoció que «se está a la espera de que se pueda concretar». Explicó que es una transacción que «está en manos de sus protagonistas», a lo que añadió que «lógicamente, todo aquello que derive en una mayor carga de trabajo será siempre una buena noticia».
«La cuestión es que se pueda concretar y conocer el alcance del acuerdo A partir de ahí, si hay más carga de trabajo supondrá una mayor presencia del astillero e internacionalización para el sector naval», dijo el responsable de Industria, sin dejar de apelar a la prudencia hasta que se plasme la firma. «Hay que esperar a que los protagonistas trasladen el alcance de este acuerdo. Tendrán que dar los datos concretos en su momento», afirmó.
Mientras, en los astilleros privados gallegos y en la industria auxiliar la noticia fue recibida con satisfacción, pero también con mucha prudencia. «Lo que es evidente es que el naval gallego es un referente internacional, y que el buen hacer de los astilleros es un reclamo para grandes inversiones», afirmaron fuentes del sector.
La plantilla de Rodman, por su parte, evitó hacer declaraciones, a la espera de conocer la operación en detalle, aunque fuentes sindicales próximas al comité aseguraron que «todo el mundo está tranquilo».
(Fuente: La Voz de Galicia)

Proyecto cofinanciado por el Igape, la Xunta de Galicia y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional del programa operativo 2014-2020.

Programa Galicia Exporta