22 al 24 de Mayo 2018
 
   


GONDAN entrega AUDAX


GONDAN entrega Audax, el tercer remolcador de propulsión dual construido en Europa, al armador noruego Østensjø Rederi A/S

Tras completar exitosamente su programa de pruebas de mar, en el día de hoy GONDAN ha entregado AUDAX, el tercer remolcador de propulsión dual construido en Europa, al armador noruego Østensjø Rederi A/S. El primero de este tipo, DUX,  se había entregado a finales del mes de mayo y el segundo, PAX, a principios de julio.

Para la dirección de la compañía ha sido una enorme satisfacción haber compartido este gran desafío con una empresa con la profesionalidad de Østensjø Rederi A/S, con la cual viene transitando una larga trayectoria común.

Diseñados por la compañía canadiense Robert Allan Ltd, estos innovadores remolcadores de 40,2 metros de eslora y 16 metros de manga operarán para el charteador Statoil, en su terminal del extremo norte de Melkøya, bajo condiciones climáticas severas. Construidos para soportar las inclemencias de un clima tan extremo, los buques presentan unas formas singulares, con un carenado específicamente diseñado que les permite desempeñar sus funciones a temperaturas de hasta 20 grados bajo cero y combinan el uso de GNL en la mayoría de sus operaciones – cumpliendo con las normas de emisiones IMO Tier III – con la flexibilidad del diesel cuando sea necesario, garantizando una total capacidad operacional en cualquier circunstancia.

DUX, PAX y AUDAX alcanzan una velocidad de 15 nudos y son capaces de un notable rendimiento de remolque directo e indirecto, con un tiro a la bita de 107 toneladas y una fuerza de gobierno de 167 toneladas, ambos certificados por Bureau Veritas. Los buques poseen una habilitación confortable para hasta ocho personas, y han sido construidos acorde a los más altos estándares de calidad, sirviendo como ejemplo su excelente comportamiento en lo referido al aislamiento de ruido y vibraciones, alcanzando niveles de ruido de tan sólo 45 dB en sus camarotes.

Entre sus funciones, realizarán aproximadamente una media de 300 misiones de escolta de buques por año, ayudarán en operaciones de atraque y estarán preparados para dar servicios de emergencia tales como lucha contra incendios y actuación en caso de vertidos de petróleo.