22 al 24 de Mayo 2018
 
   


El astillero Nodosa construye siete buques, cuatro de ellos arrastreros


La carga de trabajo en los astilleros está divida en el entorno de Vigo, con los astilleros pequeños gozando de varios contratos y con los grandes a la espera de que se confirmen las trabas de la financiación.

El marinés Nodosa es el que más labor constructiva ejecuta en este momento. Según explican fuentes de la empresa, trabajan en la construcción de siete buques, al margen de las labores de reparación que realizan habitualmente. Tres de estos barcos están a punto de ser entregados. Uno es un remolcador de 30 metros de eslora con capacidad de 70 toneladas de tiro para la empresa Amore Marí,n que desarrolla su trabajo en aquel puerto. Este buque está preparado para operar en la misma ría o en altura. También ultiman dos buques para el Puerto de Barcelona, de unos 20 metros de eslora, dedicados a la recogida de residuos oleosos.

En una fase avanzada tienen un pesquero para una empresa mixta en las Falkland Islands. Es un arrastrero de 69 metros en fase de armamento que se entregará en verano. Recientemente comenzaron a trabajar en tres arrastreros, uno para el Grupo Pereira, de 74 metros; y dos gemelos para una armadora alemana, que desarrollarán su labor en Gran Sol.

Armón Vigo también está a plena carga de trabajo. Fuentes de la empresa informan de que trabajan en seis buques. Son un oceanográfico de 52 metros para Argentina, tres palangreros congeladores de 40 metros para un armador nacional, un arrastrero tangonero congelador de 47 metros para un armador argentino y un oceanográfico de 69,50 metros para Suecia.

En un estado similar se encuentra el astillero Freire de Vigo, según informan fuentes sindicales. La factoría naval concluye el buque escuela para Indonesia y ya inició el corte de chapa para un buque escuela de Arabia Saudí y dos pesqueros arrastreros para Groenlandia, lo que confirma que el sector extractivo está tirando de la contratación.

En el caso de Astilleros Cardama, la empresa informa de que esta mañana llegan de Irak los técnicos que harán las pruebas del multipróposito, que se desarrollarán la semana que viene al tiempo que se forma a la tripulación. También comenzaron con los bloques de acero del buque para Senegal y en los próximos meses esperan poner en vigor el ferry de Angola. “No está mal, aunque hemos estado mejor”, señala Mario Cardama, presidente del astillero.

Pero mientras los pequeños cogen aire los grandes están a la espera. Barreras está pendiente de cerrar los flecos finales del contrato del minicrucero de lujo, que según los plazos previstos podría iniciarse después de verano. Vulcano espera que se anuncie finalmente el esquema de financiación del ferry de Astilleros Sevilla, si bien fuentes próximas señalan que se hará un anuncio oficial en los próximos días. Metalships espera que antes de verano llegue la chapa para un pesquero, pero acaban de firmar un ERE para catorce personas.

(Fuente: Atlántico Diario)